Cuando el crítico interno está «de guardia»

¿Alguna vez has notado una voz interior que está pendiente y juzga lo que dices y haces? Que, quizá cuando cometes un error, te dice cosas como: “Eso estuvo mal”, o… “Lo pudiste hacer mejor” o “¡Fallaste otra vez! . Si las has escuchado, ¿qué crees? Todos la tenemos. Se conoce como el crítico interno.

¿Por qué existe esa voz?

Esa “vocecita de la conciencia”, se activa cuando alguna de nuestras conductas o pensamientos no es lo que esperamos de nosotros mismos. Y se encarga de hacérnoslo saber.  Su función es ayudarnos a mejorar, a hacer cosas correctas, adecuadas para nosotros y también para los demás.

Sin embargo, cuando el crítico interno voz se vuelve “hiper-vigilante”, constante y sube el tono, deja de ser funcional y se convierte en la sintonía de base en nuestras vidas. Nos volvemos muy autocríticos.

Cuando vivimos así, nuestra atención se enfoca en lo que hacemos mal, en lo que nos falta o no podemos lograr. Se vuelve un juez severo al que nunca le damos gusto; lo que hacemos nunca es suficiente.

Esta voz altamente crítica puede afectarnos. Nos genera inseguridad, nos estresa y agobia. Va de la mano de una baja autoestima.

El crítico interno nos ayuda si lo orientamos bien

Si bien es importante tener una voz que nos ayude a mejorar, debemos identificar cuando esos pensamientos nos generan malestar y lejos de ayudarnos nos entorpecen o paralizan.

Si tu crítico interno está muy activo últimamente, estos pasos te ayudarán a bajarle de tono, para sacarle provecho sin que te lastime.

1. Reconócelo y conócelo

Lo primero es identificar esta voz y verla tal como si fuera un personaje que vive en el escenario de nuestra mente. Reconocerla con curiosidad nos ayudará a entenderle mejor. 

Observa e identifica: ¿Cómo se comporta? ¿Cuándo se activa? ¿Cómo te habla? ¿Qué sentimientos y emociones surgen al escuchar sus críticas? ¿Cómo reaccionas?

2. Escúchale con inteligencia

El crítico interno es como un niño emberrinchado que quiere que le hagas caso. Recuerda: lo que resistes, persiste. Si lo ignoras, llorará más fuerte.

Escúchalo con atención, pero con una óptica objetiva e inteligente. 

¿Qué intenta decirte? ¿En qué quiere que mejores y para qué? ¿Desde cuándo te ha estado juzgando? ¿Desde la infancia? ¿A quién te suena?

3. Gratitud es la mejor actitud

Aunque suene raro: al crítico interno hay que agradecerle. Recuerda, está ahí para ayudarte, pero no sabe cómo te afecta. 

Agradece sus servicios, tal como lo harías con un vecino entrometido, que por ayudarte con las hojas de la banqueta, cortó tu árbol sin preguntarte. Quiso ayudarte, pero no lo hizo bien. 

Haz las paces con esta voz y verás cómo gradualmente perderá fuerza.

4. Acompáñalo con Compasión

Esta voz crítica se vuelve destructiva cuando se siente amenazada o ignorada. Por el contrario, cuando se siente entendida, baja la guardia. 

Para ello acompáñalo de otra voz que también vive en todos nosotros: la compasión. 

Esta es una voz noble y comprensiva, paciente y amorosa, que le dice al crítico interno: estoy aquí para ti. Y lo abraza.

Cuando esto pasa, el crítico se suaviza y te da espacio para que puedas ver todas las posibilidades ante ti. 

La compasión te ayuda a reconocer todo lo que haces bien, todo lo que eres y te aligera la carga. Es la voz del amor propio. 

5. Actúa para avanzar

Acuérdate que el crítico interno intenta ayudarnos. Y la mejor forma de aquietarlo es avanzando hacia esa mejor versión de nosotros mismos. Querernos y cuidarnos son las herramientas más importantes para una vida plena y feliz que es lo que la mayoría buscamos.

Así que, si hay algo que deseas cambiar en tu vida, es perfecto hacerlo. Actúa desde la intención de crecer y con la certeza de que ya eres suficiente ahora mismo.  Esta es la mejora continua que se basa en el amor a tu persona y no en el miedo a fallar o en la creencia de que hay algo mal en ti.

La próxima vez que tu crítico interno esté de guardia, es hora de llamar a la compasión a que lo reemplace un ratito y le dé un descanso.

Conocer al crítico interno nos permite ponerlo de nuestro lado para que nos ayude en verdad a crecer, pero no desde el miedo, sino desde el amor. 

–Claudia Vega

Posdata: Si has encontrado valor en este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes.

Ir arriba

Lleva mindfulness y bienestar a tu vida y atrévete a vivir plenamente

Ingresa tus datos y suscríbete para recibir tips prácticos e invitaciones a nuestros recursos gratuitos.

mindfulness meditation

¿QUIERES LLEVAR MINDFULNESS Y BIENESTAR A TU VIDA?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe artículos y tips gratuitos para una vida plena y feliz