3 tips para ser más efectiva y no terminar rendida

Una de las cosas comunes para nosotras las mamás es que terminemos el día agotadas. Lo he vivido en carne propia. En este post te compartiré 3 claves para ser más efectiva en tu día a día.

Como madres, y más aún si tenemos un trabajo además del hogar, estamos llenas de actividades y tareas para realizar en un día.

Y es muy común desear hacerlo todo. ¿Te suena? 

El síndrome de la mujer maravilla, le llamo yo. Creer que tenemos que poder con todo.

Y aunque a veces nuestras expectativas son poco realistas, la verdad es que sí hay muchas cosas que necesitamos llevar a cabo a lo largo de una jornada.

Desde que despertamos y hasta que volvemos a poner la cabeza en la almohada hay pendientes de los hijos, la casa, el trabajo, la pareja, etc que sí o sí tenemos que hacer para que las cosas funcionen.

Entonces, ¿cómo lograr sacar adelante todas esas tareas, de la mejor manera posible y sin terminar rendidas?

Para ser más efectiva te recomiendo cuidar estos tres aspectos a la hora de organizar tu día.

1. Priorizar y hacer un plan realista.

Lo primero es hacer una valoración objetiva y honesta sobre cómo estamos usando nuestro tiempo en relación a nuestras prioridades.

Porque una cosa es hacer mucho y otra muy diferente es hacer lo que realmente importa.

Y a veces lo confundimos. 

Pensamos que si estamos muy ocupadas es porque somos muy productivas. Y entonces nos exigimos hacer más y más.

Sin embargo, si no usamos nuestro tiempo con base en prioridades, fácilmente puede llegar el final del día y de la semana y muchas cosas que eran importantes se quedan a medias. 

Esto puede generar culpa o la sensación de ineficiencia. 

Entonces, necesitamos preguntarnos con honestidad, qué de lo que planeamos hacer cada día es importante y necesario y qué tan urgente es.

Si tenemos esto claro será más fácil organizar las tareas de forma inteligente.

Con esto en mente haz una lista con prioridades de tus distintos quehaceres, como mamá, ama de casa, los del trabajo, etc. y haz un plan de acción realista diario. Esto te ayudará a ser más efectiva.

2. Detectar las fugas de tiempo y maximizarlo.

Hay veces que en actividades poco importantes se nos van los minutos, que luego se convierten en horas.

Como cuando entramos a ver Facebook “rápidamente”, pero sin darnos cuenta se nos va un cuarto de hora.

Hay muchas fugas de tiempo, que si las sumamos a los imprevistos que surgen, de pronto se nos agota el tiempo que teníamos para realizar tareas más importantes. 

Cuando esto pasa la agenda del día solo queda en buenas intenciones y acumulamos pendientes para el siguiente día. Esto agobia a cualquiera. ¿Te ha pasado?

Pero no solo viendo redes sociales se nos va el tiempo. Las levantadas por un café, checar el email, contestar una llamada, etc, son interrupciones que afectan nuestra productividad y concentración y ni cuenta nos damos.

Necesitamos ser administradoras de nuestro tiempo para que cuando efectivamente tengamos tiempo libre lo disfrutemos de mejora manera.

La gente que logra ser más efectiva no tiene más horas en el reloj que el resto de los mortales, simplemente aprovecha el tiempo mejor.

3. Cuidar tu bienestar, en serio. 

Parece que esto es lo que más se nos olvida. Y es que si estamos tan ocupadas, si no logramos hacer todo lo que era importante y terminamos muertas, ¿a qué hora vamos a cuidarnos, cierto?

¿Cuándo fue la última vez que de forma constante cuidaste tu cuerpo y tu mente? 

En ese deseo de querer hacer tanto, nos descuidamos y agotamos. Y terminamos por volvernos menos productivas, convirtiéndose en un ciclo vicioso: 

Estrés → autoabandono → poca productividad → más estrés…

Tenemos que realmente entender que sin energía, no hay carro que circule. 

Y con nosotros pasa igual. Si descuidamos la forma como nos alimentamos, las horas de sueño, el ejercicio, nuestra energía se irá a niveles muy bajos. 

Este agotamiento también puede afectar nuestro estado anímico y cuando estamos irritables podemos desquitarnos con los que más amamos.

¿Alguna vez has pensado en la relación entre el estrés y los problemas en la crianza o con la pareja?

Necesitamos hacer un alto y tomar conciencia. Romper ese ciclo vicioso para verdaderamente cuidarnos.

Si te sientes bien será más fácil que te organices y tengas la energía para atender todo aquello que es importante. Si tu nivel de energía sube, tendrás más ánimo y claridad mental, lo que te permitirá ser más efectiva en el uso de tu tiempo.

Recuerda, si tú no te incluyes en tu “lista de pendientes importantes del día”… ¿quién lo hará?

Así que, te invito a seguir estos 3 pasos: priorizar, manejar tu tiempo inteligentemente y cuidarte. 

Porque te aseguro que si tú te encargas de estar bien, todo lo demás será mucho más fácil de manejar. Si no me crees, experiméntalo. Y entonces escríbeme un email a info@claudiavega.com y cuéntame cómo te ayudaron estos tips.

Que estés muy bien,

–Claudia Vega

Posdata: Si el contenido de este post te ha gustado, por favor compártelo con otros:

Ir arriba

Lleva mindfulness y bienestar a tu vida y atrévete a vivir plenamente

Ingresa tus datos y suscríbete para recibir tips prácticos e invitaciones a nuestros recursos gratuitos.

mindfulness meditation

¿QUIERES LLEVAR MINDFULNESS Y BIENESTAR A TU VIDA?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe artículos y tips gratuitos para una vida plena y feliz